Las milicias instan a Poroshenko a negociar el envío de cascos azules

  21 Septiembre 2017    Leído: 264
Las milicias instan a Poroshenko a negociar el envío de cascos azules

Las milicias de Donetsk llamaron al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, a dialogar sobre el posible despliegue de cascos azules de la ONU en la zona de conflicto.

"La aprobación de todas las condiciones y mecanismos por parte de los dos bandos del conflicto es la base de la implementación de los acuerdos de paz", dijo a Sputnik la ministra interina de Exteriores de la República Popular de Donetsk (RPD), Natalia Nikonórova.

El mandatario ucraniano pidió el 20 de septiembre a la ONU enviar cuanto antes a los cascos azules a Donbás, un territorio en el este del país que comprende las provincias de Donetsk y Lugansk.
"La declaración de Petró Poroshenko sobre la necesidad de desplegar una misión técnica en Donbás es una nueva manifestación de la actitud deshonesta del Gobierno ucraniano hacia el proceso de paz", señaló Nikonórova.

Explicó que las autoridades de Kiev no han empezado aún el procedimiento para coordinar este asunto con los representantes de las milicias.

"Las acciones unilaterales de Ucrania pueden afectar el cumplimiento de los acuerdos de paz", insistió.

Nikonórova advirtió también que el Gobierno ucraniano se inclina con frecuencia a adoptar pasos sin tomar en cuenta los intereses de las poblaciones de Donetsk y Lugansk, pese a que afirma que está abierto a los compromisos.

La canciller interina de la RPD constató además que las autoridades de Kiev se niegan a cumplir los acuerdos de Minsk firmados en septiembre de 2014 y febrero de 2015 para una solución política del conflicto.
Recordó asimismo que una misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) opera ya en la zona para evaluar y vigilar la situación en Donbás.

Nikonórova dijo que Poroshenko con su solicitud a la ONU, busca "atomizar los esfuerzos de la comunidad internacional" para solucionar el conflicto.

El Gobierno ucraniano lleva a cabo desde abril de 2014 una operación militar en Donbás que hasta la fecha ha dejado más de 10.200 muertos, según estimaciones de la ONU.

El Ejército gubernamental combate a las milicias en el este del país donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero de 2014.

Rusia, país mediador en el conflicto entre el Gobierno ucraniano y las milicias de Donbás, apoya el despliegue de una misión de paz en la línea de separación entre los dos bandos enfrentados para proteger a los observadores de la OSCE que con regularidad son blanco de ataques, así como en otras zonas donde estos realicen sus inspecciones.
El pasado 23 de abril un observador de la OSCE murió y otros dos resultaron heridos al estallar un explosivo al paso de sus vehículos en Lugansk.

Las autoridades gubernamentales se apresuraron a atribuir la explosión a las milicias.

Las propias milicias revelaron que habían interceptado mensajes SMS que apuntaban a la implicación del Gobierno de Kiev en el ataque a la OSCE.

Etiquetas: #Donetsk   #Poroshenko