El Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán emite una declaración sobre la tragedia del 20 de Enero

  19 Enero 2022    Leído: 399
  El Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán emite una declaración sobre la tragedia del 20 de Enero

En la noche del 19 al 20 de enero de 1990, por orden de los líderes de la URSS, el ejército soviético de 26.000 efectivos invadió las ciudades azerbaiyanas de Bakú, Sumgayit y otras. Como resultado de esta invasión militar, murieron 147 personas, 744 resultaron gravemente heridas. Este evento entró en la historia moderna de Azerbaiyán como "Enero Sangriento".

Según AzVision.az, esto se afirma en la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán en relación con la tragedia del 20 de Enero.

“En vísperas de estos trágicos acontecimientos, las infundadas reivindicaciones territoriales de Armenia contra Azerbaiyán a finales de la década de 1980, las agresivas actividades separatistas de los chovinistas armenios en la Región Autónoma de Nagorno Karabaj de Azerbaiyán y el apoyo de la dirección soviética a esta actividad, así como la deportación forzosa de cientos de miles de azerbaiyanos de Armenia, contribuyeron al fortalecimiento del movimiento de Azerbaiyán contra el poder soviético. El ejército soviético, traído al país para impedir un movimiento nacional y quebrantar la voluntad de independencia del pueblo azerbaiyano, cometió una masacre sin precedentes de la población civil, violando por completo las normas del derecho internacional, la Constitución de la URSS y el RSS de Azerbaiyán.

Inmediatamente después de los trágicos hechos, el líder nacional de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, realizó una rueda de prensa en la Misión Permanente de Azerbaiyán en Moscú, en la que condenó enérgicamente esta atrocidad, exigió una valoración política de estos hechos y castigar a los responsables de la masacre. En una sesión especial del Milli Mejlis de Azerbaiyán en febrero de 1994, los hechos del 20 de Enero de 1990, durante los cuales fueron brutalmente asesinadas personas inocentes, fueron considerados una agresión militar y un crimen. Como resultado de continuas discusiones en el parlamento, en marzo de 1994 se adoptó una resolución "Sobre los trágicos hechos cometidos en Bakú el 20 de Enero de 1990".

Han pasado 32 años desde la tragedia del 20 de Enero, pero este crimen, que es una flagrante violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y otros documentos internacionales, y que es uno de los peores crímenes de del siglo XX, aún no ha recibido valoración político-jurídica. La responsabilidad de este crimen recae directamente sobre el antiguo liderazgo soviético. De acuerdo con el derecho internacional, los hechos del 20 de Enero deben ser calificados como un crimen de lesa humanidad, y sus clientes y perpetradores deben ser sancionados.

El fortalecimiento de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Azerbaiyán es la base de nuestro estado, nuestra lucha para preservar estos principios fundamentales es eterna. Cualquier amenaza contra la independencia e integridad de nuestro estado seguirá recibiendo una respuesta contundente. Se tomarán las medidas necesarias para que los responsables de varios crímenes contra el pueblo y el estado de Azerbaiyán reciban castigo”, reza el comunicado.


Etiquetas:


Noticias