Vendido el coche más caro de 2021 por 17 millones de euros

  29 Noviembre 2021    Leído: 1221
Vendido el coche más caro de 2021 por 17 millones de euros

Un McLaren F1 de 1995 que parece recién salido de fábrica ha sido el elegido.

Cuando se habla del mundo de la automoción, parece que todo está permitido. Tanto a la hora de crear piezas que parecen sacadas de una película de ciencia ficción o traídas del futuro, como en el momento de fijar un precio, donde se pueden llegar a alcanzar cifras apabullantes. Normalmente este tipo de modelos no solo toman como referencia las características técnicas, sino que suele tener incluso más importancia la historia que albergan detrás. Así ha sucedido con el McLaren F1 de 1995, que se ha vendido por el módico precio de 17,7 millones de euros, situándolo como el caro vendido en lo que va de año.

Ante una cifra de semejante resulta normal preguntarse cuáles son los motivos que han hecho que el vehículo haya alcanzado esa cantidad. Datos que han explicado desde Gooding & Company, la casa de subastas que se encargó de venderlo el pasado verano.

Una de las causas principales es que se trata de un ejemplar que parece recién salido de fábrica, pues cuenta con un kilometraje de solo 387 kilómetros, y la chapa está como nueva. Todo se debe a que sus dos propietarios lo han tratado como a una verdadera reliquia en sus casi 30 años de historia. El primero estaba en Japón y lo tuvo como un ejemplar más en su colección privada hasta que fue vendido y viajó a Estados Unidos, donde ha estado hasta ahora.

El deportivo forma parte de una serie de McLaren F1 que se fabricaron entre 1992 y 1998 y de los que solo hay 106 ejemplares, lo que ya hace que su valor sea considerable. A eso habría que sumarle la gama cromática, bastante poco usual en este tipo de vehículos pues se trata del marrón chocolate -denominado Creighton Brown, nombre que recibe como homenaje a uno de los directivos de la marca- y la tapicería interior en cuero gris claro y marrón oscuro.

En cuanto al motor, realizado por la casa BMW, se trata de un V12 de 627 caballos que le permiten llegar a una velocidad de 386km/h, una de las mayores alcanzadas por un coche en la historia. Los neumáticos son los originales y también se encuentran en perfecto estado debido al poco kilometraje realizado. En cuanto a la caja de cambios, es manual con seis velocidades. El chasis tiene una estructura monocasco de fibra de carbono y los frenos son de la firma Brembo. Otro detalle que no pasa desapercibido es que sus creadores recurrieron a materiales poco usuales para este tipo de coches como la fibra de carbono, el oro, o el Kevlar, que normalmente no suelen emplearse para este tipo de vehículos.

En cuanto a la historia de su creación, desde la marca apuntan que su diseño surgió de pura casualidad, fruto del aburrimiento mientras esperaba a embarcar en el aeropuerto del diseñador Gordon Murray, quien hizo un boceto de cómo habría hecho el Ferrari F40 que tuvo como resultado esta obra de arte de la automoción.

abc


Etiquetas:


Noticias