El presidente responde a las acusaciones de los funcionarios iraníes: "Pura insensatez"

  13 Octubre 2021    Leído: 316
    El presidente responde a las acusaciones de los funcionarios iraníes:   "Pura insensatez"

El presidente Ilham Aliyev se rifirió al comportamiento reciente de los funcionarios iraníes contra Azerbaiyán.

El jefe de Estado respondió a las preguntas en una entrevista con el diario italiano La Repubblica el 7 de octubre, informa Azvision.az.

- ¿Qué está pasando con Irán?

- ¿En general? ¿O se refiere a nuestras relaciones bilaterales?

- Sí. Hay ciertas preocupaciones, ciertos problemas. ¿Qué planea hacer al respecto? Entiendo que no estén contentos con su cercanía a Israel. ¿Es eso así?

- Sabe, esto es una excusa. La razón de esto no son nuestras relaciones con otros países, porque nuestra política exterior es muy abierta, transparente, estable y, como dije, independiente. Ningún otro país puede ni debe influir en las decisiones de Azerbaiyán. Aquí, en Bakú,  soy yo quien toma las decisiones sobre la base de los intereses nacionales de Azerbaiyán. Si alguien intentó usar un pretexto artificial y acusó a Azerbaiyán de tener relaciones con otro país, estos intentos fueron en vano. Esta no es la forma correcta y conducirá a un callejón sin salida.

La razón de lo que pasó es muy sencilla. Azerbaiyán quiere que sus fronteras sean tratadas con respeto. Después de la liberación de Karabaj, cruzamos nuestra frontera con Armenia. Llegamos a nuestra frontera y nos instalamos allí. La carretera entre algunas ciudades armenias pasa por el territorio de Azerbaiyán. Empezamos a ver que esta carretera se utilizaba para el transporte ilegal de mercancías a Karabaj, nuestro territorio. Esto es inaceptable. Exigimos que se respeten nuestras fronteras. No cruzamos ilegalmente las fronteras de ningún otro país. Así que nuestro mensaje fue muy simple: ¡basta! Hicimos una declaración muy amistosa al público para detenerlo. Porque esto no es cierto. Controlamos esos caminos y vemos que no tiene sentido engañar y decir que "esto no sucedió". Desafortunadamente, esta advertencia no recibió una respuesta adecuada. Luego tuvimos que dar el segundo paso. Preparamos una nota diplomática, invitamos al embajador y lo hicimos público para detenerlo. Pero, de hecho, empeoró, aumentó el número de camiones que iban de Irán a Karabaj. Consideramos este paso un golpe, una falta de respeto deliberada.

Luego tomamos otras medidas que se consideraron completamente legales, y esto generó gran confusión y acciones innecesarias en el país vecino. Se hicieron declaraciones inapropiadas, se profirieron amenazas, se realizaron ejercicios militares cerca de nuestra frontera. Era un misterio que, por primera vez, los ejercicios militares no eran un evento planificado. Luego se dijo que se hizo para mostrarnos algo. Nadie puede imponernos su voluntad. Queremos tener relaciones amistosas con todos los países y, en primer lugar, con nuestros vecinos. En muchos casos, cuando hablé sobre las prioridades de la política exterior de Azerbaiyán, de hecho, todas se han publicado, dije que nuestra prioridad son las relaciones con los países vecinos. Hemos podido alzar nuestras relaciones al más alto nivel posible con el anterior gobierno iraní, donde hemos trabajado durante ocho años. He tenido más de diez reuniones con mi colega Hassan Rouhani. Todas esas reuniones fueron productivas. Hemos firmado e implementado numerosos acuerdos en los campos de la energía, el transporte, el desarrollo cultural y la seguridad.

De hecho, nuestra relación se ha convertido en un símbolo de amistad y buena vecindad. ¿Qué hicimos cuando el nuevo gobierno de Irán, el nuevo presidente fue elegido? Enviamos una numerosa delegación encabezada por la presidenta del Parlamento y el viceprimer ministro a su investidura. Transmitieron mi mensaje de amistad directamente al presidente de Irán. Al mismo tiempo, otro mensaje, y lo dije específicamente antes: "Por favor, presten atención a las actividades comerciales ilegales llevadas a cabo por empresarios iraníes en Karabaj". No culpamos al gobierno iraní. Nos dimos cuenta de que algunas empresas privadas están haciendo esto. Sin embargo, pedimos detenerlo. En respuesta, todos ven lo que está sucediendo. ¿Qué hemos logrado como resultado? Permítanme decirle de nuevo que no pasó nada bueno. Por lo tanto, en primer lugar, rechazamos todas las acusaciones contra Azerbaiyán en relación con el regreso de Israel a las tierras liberadas. Esto no tiene sentido. Esto es solo una excusa para que la audiencia nacional desacredite a Azerbaiyán. Todos pueden ir y ver que allí no hay vida. Todo está destruido. En segundo lugar, exigimos que muestren hacia nosotros el mismo respeto que mostramos nosotros hacia los otros.


Etiquetas: