El ‘selfie’ que se cargó 200.000 dólares en obras de arte

14:42   15 Julio 2017    250

11 piezas de una galería de Los Ángeles acaban dañadas tras desequilibrarse y caer al suelo una mujer que pretendía hacerse una foto

Tragedia en el paraíso del selfie moderno. Van dos amigas. Una hace una foto a la fila de coronas artísticas colocadas sobre pedestales. La otra quiere un selfie. Se pone de espaldas a la instalación artística, se agacha, pierde el equilibrio. Los pedestales empiezan a caer como fichas de dominó y, con ellos, 11 piezas. La pesadilla de un artista grabada en vídeo y dando vueltas por las redes.

Sucedió en la instalación 14th Factory, que se encuentra en Los Ángeles desde el pasado mayo. Según informan sus responsables en un email, ocurrió hace dos semanas, pero el hipnótico vídeo de la cámara de seguridad apareció en YouTube este miércoles.

The 14th Factory es una galería móvil del artista Simon Birch que reúne presentaciones de 20 artistas en un almacén abandonado del Este de Los Ángeles de 14.000 metros cuadrados. La instalación afectada se llama Hypercaine y tiene piezas de Birch, Gabriel Chan y Jacob Blitzer. Hay cuatro filas de pedestales y sobre cada uno de ellos una especie de corona. La fila que se fue al suelo tenía 11 piezas.

La galería asegura que tres piezas sufrieron “daños permanentes” y otras resultaron dañadas de diversa consideración. “El coste aproximado del daño es de 200.000 dólares”.

Birch distribuyó un comunicado en el que asegura que el incidente “es real”. “La chica entró y, aunque le decimos a todo el mundo que tenga cuidado, el personal estaba hablando con alguien en ese momento y no prestó atención. Se agachó para hacerse un selfie con la corona y perdió el equilibrio. Estaba horrorizada y triste y apuntamos sus datos, pero hemos decidido no emprender acciones (legales) porque claramente es un accidente y ella es una estudiante. Y somos una asociación sin ánimo de lucro, así que de todas maneras no podemos permitirnos demandarla”.

La aclaración de Birch es pertinente ante las sospechas en redes sociales el jueves de que podría tratarse de una estrategia de promoción viral de la galería, que solo se puede ver en Los Ángeles hasta finales de este mes. “Ha habido especulación sobre si esto realmente ocurrió o es una campaña de promoción”, dice la galería en un email. “La realidad es que sucedió y fue grabado por una cámara de seguridad. Ahora que está en Internet, preferimos distraer la atención del desafortunado incidente y dirigirla hacia el arte de 14th Factory y los artistas”.

Cada una de las piezas que se cayeron “lleva entre 20 y 30 horas de trabajo manual”, asegura la galería. “Sería bastante irracional para los artistas de estas esculturas dañarlas esperando obtener un beneficio”. Además, aclara, aunque son nombres semidesconocidos en Estados Unidos, se trata de artistas muy populares en Asia.

De las 11 piezas que se fueron al suelo junto con la chica, el móvil y los pedestales, la mayoría pudieron ser recompuestas con pegamento, menos “una súper delicada que quedó completamente jodida”, dice Birch. “Tienen un precio de 20.000 dólares cada una, en consonancia con las tarifas actuales de mi trabajo , pero, por supuesto, la Mona Lisa se puede entender como pintura por valor de 50 dólares sobre un lienzo. El valor en el mundo del arte es complicado”.

Con el incidente, es inevitable recordar la crítica que el diario local, Los Angeles Times, hizo de la instalación cuando abrió en la ciudad en mayo de este año. La pieza, que hoy suena a premonición, repasaba los rincones más instagrameables y el titular era: “Oh, los selfies que te vas a hacer en 14th Factory LA, donde el arte es muy social”.

El País

Etiquetas: #selfie   #Los-Ángeles  


Otros artículos de rúbrica