El Parlamento español convalida la polémica reforma de la estiba

18:10   18 Mayo 2017    239

El Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde al real decreto ley del Gobierno conservador de Mariano Rajoy para la liberalización de la contratación en los puertos españoles.

"Esta convalidación da cumplimiento a la sentencia dictada en 2014 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que condenaba a España por el régimen de la estiba", informó el Congreso a través de un comunicado.

El texto, que no cuenta con el visto bueno de los representantes sindicales de los trabajadores portuarios, fue aprobado con los votos a favor del conservador Partido Popular, el Partido Nacionalista Vasco, los liberales de Ciudadanos y los independentistas catalanes del PDeCAT.

La reforma del sector de la estiba se deriva de un requerimiento por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europa, que en una sentencia de diciembre de 2014 se pronunció contra la sociedad anónima que gestiona la contratación de trabajadores portuarios en España.

El real decreto, según el Ejecutivo, permite "un nuevo escenario de libertad competitiva" y establece un régimen transitorio de tres años para "facilitar la transición de forma ordenada" y que los estibadores pueden conservar "sus derechos laborales".

Los trabajadores portuarios, en cambio, rechazan el texto legislativo porque creen que sus postulados van más allá de los requerimientos europeos y ponen en peligro los empleos de 6.000 personas.

En un comunicado emitido este 15 de mayo, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar reafirmó su intención de convocar paros en todos los puertos españoles en respuesta a la aprobación de esta reforma.

De acuerdo con el preaviso presentado por los trabajadores, las huelgas tendrán lugar en todos los puertos del país a finales de mayo (días 24, 26, 29 y 31) y a principios de junio (días 5, 7 y 9).

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, realizó este 18 de mayo un llamamiento a que los sindicatos muestren "sensatez y mesura" y "abandonen la presión" para "sumarse al diálogo".


Sputnik

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica