Consumir sal para… ¿adelgazar?

20:45   16 Mayo 2017    199


Consumir sal puede ayudar a perder peso, revela un nuevo estudio.

Un grupo de científicos afirma que el alto consumo de sal no aumenta necesariamente la sed, además, la cantidad de orina producida es coherente con la de los días durante los cuales la sal se consume poco.

Según el estudio, el cuerpo fragmenta las grasas para producir agua. Ello contradice una investigación precedente de que el consumo excesivo de sal causa aumento de peso ya que el cuerpo retiene agua.

Varios investigadores de la Universidad Vanderbilt (EEUU) analizaron a cosmonautas rusos durante los simulacros espaciales. Los resultados, publicados en The Journal of Clinical Investigation, mostraron que a pesar de que los cosmonautas consumían más sal en días determinados, bebían menos agua, lo que iba en contra de la teoría de que la comida salada nos provoca sed.
Además, a pesar de que bebían menos agua, los miembros de la tripulación producían la misma cantidad de orina. Se indica que la supuesta explicación podría ser que los astronautas quemaban las grasas para producir agua, destaca The New York Times.

"Había solo una explicación a este fenómeno. Es posible que el cuerpo haya generado o producido agua cuando el consumo de sal era alto", declaró el autor del estudio, Jens Titze.

Otras investigaciones mostraron también que los ratones que consumían mucha sal quemaban más calorías y comían un 25% más para mantener su peso.
El Servicio Nacional de Salud recomienda limitar el consumo de sal hasta no más de 6 gramos al día que es aproximadamente una cucharadita, para reducir el riesgo de enfermedades y ataques cardíacos.

La recomendación llegó después de que expertos de la Universidad de Boston descubrieron que las personas que consumen menos de 6 gramos de sal al día tienen un nivel más alto de presión sanguínea. Ellos afirman que el consejo de comer menos sal es demasiado simple e ignora el hecho de que la sal puede aumentar el nivel de hormonas en el cuerpo que regulan la presión sanguínea.


Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica