Primer ministro turco: "Tratar de corregir la voluntad popular no es democracia"

18:49   21 Abril 2017    229

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, calificó de irreversible la decisión del Consejo Electoral Supremo (YSK) que había desestimado la petición del Partido Republicano del Pueblo (CHP) de anular los resultados del referéndum del 16 de abril sobre la reforma constitucional.



La mayor fuerza de la oposición turca sostiene que el anuncio hecho por el YSK en medio de la jornada electoral, de que admitiría como válidas las papeletas y sobres sin sellar, pudo haber expuesto a manipulaciones hasta 2,5 millones de votos.

El vicepresidente del CHP, Bulent Tescan, reafirmó hoy que el partido insiste en anular el escrutinio y está preparando un recurso a la Corte Suprema.
"Tratar de corregir la voluntad popular no es democracia", dijo al respecto Yildirim.

El primer ministro señaló que los críticos del referéndum "están en su derecho de quejarse donde quieran", pero remarcó que "el pueblo expresó su voluntad y el sí logró la mayoría".

"Es inútil malgastar el tiempo del pueblo. La decisión del YSK es definitiva y no hay vía legal para cambiarla", dijo a periodistas en Ankara.

Un paquete de 18 enmiendas a la Carta Magna, propuesto por el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y aprobado por el Parlamento, obtuvo más del 51% de los apoyos en el referéndum del 16 de abril, según el escrutinio preliminar.

Los cambios otorgan amplios poderes ejecutivos al presidente de la nación que podrá promulgar decretos con fuerza de ley, declarar el estado de excepción, designar vicepresidentes, ministros y otros altos cargos del Gobierno y no estará obligado a suspender la filiación política como ahora.
Las enmiendas son piezas clave de una reforma que marcaría la transición de Turquía al modelo de república presidencialista tras las elecciones de 2019, lo que supone el cambio político más importante desde los tiempos del fundador del moderno Estado turco, Mustafa Kemal Ataturk.

El Partido Republicano del Pueblo (CHP, centroizquierda) y el Partido Democrático de los Pueblos (HDP, prokurdo), se opusieron desde un principio a la reforma y acusaron al actual mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, de aspiraciones autoritarias.

Lea más: "Erdogan consigue poderes de un sultán del Imperio Otomano"

Erdogan, elegido presidente por sufragio directo en agosto de 2014 tras haberse desempeñado durante largo tiempo como primer ministro de Turquía, podría ocupar la jefatura del Estado hasta 2029, durante dos mandatos consecutivos de cinco años si gana las elecciones presidenciales de 2019 que, conforme a las enmiendas, se celebrarán simultáneamente con las parlamentarias.Reuters

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica