Cristiano lleva al Madrid a las semis de Champions

11:16   19 Abril 2017    567

El Real Madrid se ha convertido por séptimo año consecutivo en semifinalista de la Champions League tras empatar ante el Bayern de Múnich (2-2). Cristiano Ronaldo ha vuelto a ser el héroe de los merengues con su 'hat-trick' en el Bernabéu y su olfato de 'killer' en la prórroga. El luso ha anotado cinco de los seis goles cosechados por los madridistas en los 180 minutos, más la prórroga. En la ida también ganó el conjunto de Zidane por 1-2.



Marcelo, Carvajal, Modric... esta noche ha habido nombres muy destacados, pero junto al del luso, el que más ha brillado ha sido el de Asensio. La joven promesa entró en la segunda parte y cambió el juego de su equipo. En la segunda parte de la prórroga cerró el luminoso con un auténtico golazo de genio.

El partido ha estado marcado por tres acciones muy conretas: el gol en propia meta de Ramos, que supuso el empate de la general para los alemanes; la expulsión de Arturo Vidal en el minuto 83, por ver una segunda amarilla muy rigurosa; y el gol de Cristiano Ronaldo en la prórroga, que supuso el 2-2, en claro fuera de juego.

Zidane partió en el once con una única novedad respecto a la ida. La baja por lesión de Bale fue ocupada por Isco, su suplente más en forma. Mientras, Ancelotti recuperó a Lewandowski y Hummels para intentar la remontada.



El choque tuvo uno primera mitad calcada a la que se vio en el Allianz Arena hace una semana, con el Bayern volcado en los minutos iniciales y provocando constantes saques de esquina. Esta vez su punto de entrada se creó por la banda de Ribery, en lugar de la de Robben.

Marcelo se encargó de salvar la primera oportunidad de los bávaros al tapar un tiro cercano al área chica de Lewandowski. El brasileño evitó posiblemente el que hubiese supuesto el primer tanto de la noche.

Pasados los primeros 20 minutos, el Madrid fue tomando más peso en el juego y dejó de achicar agua para sumarse al ataque, montando contras muy peligrosas cada vez que Modric tocaba un balón.

Sin goles en la primera parte

El primer disparo entre los tres palos de los blancos fue de Carvajal, que puso a prueba a Neuer con un chut raso que le obligó a hacer el primer paradón del choque en el minuto 25. A pesar de que el meta alemán despejó el balón, el colegiado señaló saque de puerta.

En la siguiente acción de ataque de los 'merengues' volvió a aparecer el lateral derecho de Leganés para sacar un nuevo tiro que hizo intervenir a Neuer. Del rechace posterior salió la ocasión más clara para el Real Madrid de la primera parte, pero el tiro franco que sacó Ramos llegando desde atrás fue repelido por Boateng en la misma línea de meta.

Antes del descanso, el Madrid tuvo un par de contras para haberse marchado al vestuario por delante en el marcador, pero en ambas ocasiones Cristiano acabó precipitándose.

El Bayern entró en la segunda mitad como un torbellino, buscando la meta de Keylor con insistencia. Robben tuvo en sus botas el primero de la noche en el minuto 50, pero después de haber batido Keylor volvió a aparecer Marcelo para meter la cabeza y evitar el primero. El defensa brasileño ya salvó otra en los instantes iniciales.

El Bayern fuerza la prórroga

Pero el holandés quería más ante su exequipo y en la siguiente acción provocó un penalti ante la entrada de Casemiro, que llegó tarde a la acción y le arrolló dentro del área. El colegiado no dudo en señalar la pena máxima. Lewandowski se encargó de transformar desde los once metros, (0-1, minuto 52).

Ancelotti se alegraba desde el banquillo, su equipo solo estaba a un tanto de dar la vuelta a la película y convertirse en semifinalista. Pero entonces llegó el que siempre aparece, Cristiano Ronaldo, que aprovechó un gran balón de Casemiro a la espalda de la zaga para mandar el su disparo de testa al fondo de la red, (1-1, minuto 75).



Este gol no afectó demasiado a los planes del Bayern, que seguía necesitando otro tanto, pero esta vez para forzar la prórroga. Y así ocurrió dos minutos más tarde, cuando en una jugada embarullada Ramos se equivocó con un pase hacia su propia meta que sorprendió a errático Keylor Navas, (1-2, minuto 77).

La intensidad no bajó, a pesar del paso de los minutos y el cansancio acumulado. Pero lo que acabó de decantar la balanza del lado local fue la expulsión de Vidal, tras ver la segunda amarilla por una entrada sobre Asensio. El colegiado fue muy riguroso y la acción no fue merecedora de sanción.



Como ya ocurrió en la ida, el Bayern tenía que remar contra corriente cuando mejor estaba jugando. El Madrid volvió a aprovechar la situación y pasó de estar encerrado a acorralar a los bávaros, que tenían en Robben a su hombre más peligroso.

Cristiano aparece para resolver el pase

El partido llegó a minuto 90 y ya no hubo tiempo para más, habría 30 minutos extra de contienda. En 104' apareció de nuevo la figura de Cristiano para controlar con el pecho un pase de Ramos a la espalda de los centrales y batir a Neuer con un tiro ajustado, (2-2, minuto 104). El línea no señaló el claro fuera de juego en el que se encontraba el delantero blanco a la hora de recibir el esférico.

El Madrid se volvía a poner por delante en la eliminatoria y certificaría la sentencia definitiva con otro nuevo tanto de Ronaldo, esta vez tras un regalo de Marcelo, que se encargó de entrar por el centro de la defensa, con la inestimable ayuda de Boateng, (3-2, minuto 109).



El Barnabéu ya era una fiesta y puso la guinda al pastel Marco Asensio, con una jugada individual en la que arrastró a Hummels hasta encontrar el hueco para batir a Neuer y coronarse como una alternativa de futuro, (4-2, minuto 111).

Madrid se une al Atlético en el bombo de las semis y ahora ya piensa en el clásico que disputará este domingo en el Bernabéu ante el eterno rival, el FC Barcelona, donde habrá media liga en juego.

Etiquetas: Real   Madrid   Santiago   Bernabeu   Bayern   Munich   Cristiano   Ronaldo   Champions   League   Allianz   Arena   Arturo   Vidal   Arjen   Robben  


Otros artículos de rúbrica