Japón, ¿la nueva 'tierra prometida' para los profesionales con talento?

21:30   18 Abril 2017    374

El Ministerio de Justicia nipón está simplificando los trámites para que los extranjeros en el país obtengan la residencia permanente. La intención es atraer a profesionales talentosos y trabajadores altamente cualificados.

Hasta ahora, la estancia mínima de un extranjero en el país para poder solicitar la residencia permanente había sido de cinco años. De acuerdo con las nuevas normas, este período se reduce a tres años para los que ganen más de 70 puntos, y a un año para los que alcancen más de 80 puntos. El sistema de puntuación —puntaje— se basa en la evaluación de varios criterios, como el nivel de educación, la cualificación profesional y el sueldo anual.

Actualmente, muchos países compiten para atraer a profesionales talentosos y prometedores, simplificando las trabas burocráticas y ofreciendo todo tipo de privilegios.

"Este proceso es inevitable y, probablemente, Japón sigue el camino de EEUU con su programa de 'green card'", afirmó la profesora del departamento de Teoría Económica de la Universidad de San Petersburgo, Elena Yákovleva, en una entrevista con Sputnik.

Según Yákovleva, una de las claves del desarrollo exitoso de las altas tecnologías en EEUU son los emigrantes talentosos 'fichados' en todo el mundo. No obstante, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha paralizado ahora la concesión de visados de trabajo para ciertos países. De esa manera, el mandatario norteamericano ha reducido el flujo de científicos e ingenieros en el país, opinó la profesora de Teoría Económica.

"Si está tratando de salvar puestos de trabajo para los estadounidenses, no vale la pena hacerlo, puesto que la tasa de desempleo para los trabajadores cualificados con título de licenciado o superior constituye solo el 2,5%", explicó.

La docente señaló que es muy probable que China se aproveche de esta situación y simplifique los trámites de obtención de visados para que los emigrantes cualificados ayuden a desarrollar nuevas tecnologías en la industria nacional. Parece que Japón va por el mismo camino.

Además, en Japón, una serie de sectores sufre los estragos de la falta de mano de obra, entre los que destaca la agricultura. Son aquellos empleos que atraen poco a los propios nipones, señaló a Sputnik el presidente del 'Club ruso' en Japón, Mijaíl Moszhechkov.

"Hasta el momento, Japón se ha opuesto activamente a la mano de obra barata. Las nuevas normas tienen por objeto aumentar la cantidad de trabajadores cualificados. Pero, al mismo tiempo, la afluencia de mano de obra no cualificada sigue bajo control", aseguró.

Según Moszhechkov, el Gobierno se ve obligado a dejar entrar en el país cierta mano de obra extranjera, debido a que en muchas áreas es imposible pasar a una automatización completa y los propios japoneses no quieren trabajar en este tipo de empleos: montaje en fábricas, colocación de asfalto, limpieza de verduras, cuidado de los enfermos, etc.

Además, los ciudadanos del país asiático siguen las tendencias globales y adoptan la experiencia de EEUU con el fin de atraer 'cerebros' al país. No hay que olvidar que Japón está lastrado por el envejecimiento de la población y una baja tasa de natalidad.

De acuerdo con las estimaciones de los expertos en demografía nipones, a mediados del siglo XXI, la población de Japón podría caer por debajo de los 100 millones de personas, con un porcentaje elevadísimo de jubilados —alrededor del 40%—.

Con una baja tasa de natalidad en el país aumentará la escasez de mano de obra. Entonces, los trabajadores no serán capaces de sustentar a nivel adecuado al creciente número de pensionistas.

El Gobierno está estudiando todo tipo de medidas de reemplazo de la mano de obra por parte de robots y la estimulación de natalidad. Como medida extrema, podría ser aprobado el levantamiento de las restricciones migratorias, pero, de momento, la sociedad nipona no está lista para un cambio tan radical.

Sputnik

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica