Cómo un gigante farmacéutico destruye medicamentos contra el cáncer para subir los precios

13:23   16 Abril 2017    287

Una investigación divulgó correos electrónicos filtrados que muestran cómo empleados de una de las principales empresas farmacéuticas 'celebran' el aumento de los precios de los medicamentos contra el cáncer, escribe Independent.

El medio apunta que el personal de la compañía Aspen Pharmacare planeó destruir los almacenes de las medicinas en el marco de una disputa de precios con el Sistema de Salud de España en 2014.

Anteriormente el medio The Times informó que tras comprar cinco medicamentos contra el cáncer de la empresa británica GlaxoSmithKline, Pharmacare intentó venderlos en Europa por un precio 40 veces mayor.

Así, en 2013 el precio de un paquete de busulfán —medicamento genérico utilizado en quimioterapia en el tratamiento de leucemia— creció de 5.20 libras esterlinas (6.76 dólares) a 65.22 (84.84 dólares) en Inglaterra y Gales.

"Hemos firmado un nuevo acuerdo de reembolso con éxito: los aumentos de precios están básicamente en línea con los precios objetivo en Europa. ¡Celebrémoslo!", escribió un empleado de Aspen en un correo electrónico confidencial, publicado por The Times.

Además, al negociar sobre los precios de los medicamentos en España, el gigante farmacéutico supuestamente amenazó con dejar de vender los tratamientos para el cáncer a menos que el ministro de Salud aceptara los aumentos de precios de hasta el 4.000%, según el medio español Local.

Ahora, otro correo electrónico filtrado revela que el personal de Aspen también discutió la destrucción de sus abastecimientos del medicamento.

La empresa, basada en Sudáfrica con sede europea en Dublín, compró cinco medicamentos de GSK en 2009 como parte de un acuerdo de 273 millones de libras esterlinas (355 millones de dólares).

Los aumentos de precios fueron posibles gracias a una laguna que permite a las empresas cambiar los precios puesto que cambien el nombre de la marca.

La laguna está diseñada para hacer que las drogas sean más baratas una vez sus patentes han expirado, pero si las compañías no tienen competidores, pueden subir los precios también.

Sputnik

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica