Fuga de cinco capos del narco es un desafío a México y EEUU

12:20   18 Marzo 2017    173

La fuga de cinco capos del narco de un penal de Sinaloa, es un desafío a los gobiernos de México y Washington, porque enfrentaban procesos de extradición a EEUU, dijo a Sputnik el investigador en temas de narcotráfico José Reveles.



"Esa fuga ofende a las Fuerzas Armadas, porque estos delincuentes las habían atacado con armas de alto poder, ofende también a la Marina Armada, que los había arrestado, y desafía a los gobiernos de México y EEUU que tramitaban los procesos de extradición pedidos por la justicia estadounidense", dijo Reveles.

Un par de figuras de ese grupo de capos del Cartel de Sinaloa, la más poderosa organización narcotraficante de México, solo semanas de haber sido capturados, como El Chimal, "acusado ni más ni menos de orquestar una emboscada contra 20 soldados que se trasladaban en dos transportes blindados del Ejército", el 30 de septiembre del año pasado, recuerda el experto.

Entre los fugados está el hijo de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, mítico fundador con Joaquín Guzmán, El Chapo, del Cártel de Sinaloa.

El heredero de esa mafia enfrentaba un proceso de extradición, luego de ser arrestado en febrero recién pasado.¿

"Es una afrenta a las altas esferas de la cooperación bilateral", dice el autor de una biografía no autorizada de El Chapo Guzmán, recién extraditado a EEUU, un día antes de la toma de posesión de Donald Trump.

Quién es quién

El más destacado de los fugados es Juan José Esparragoza Monzón, hijo de El Azul, originario de Badiraguato, tierra natal de los Guzmán, quien según la leyenda difundida por su familia, murió y fue enterrado en junio de 2014.

Pero las autoridades antidrogas de México y EEUU desconfían que no sea un ardid para que el capo —que ahora tendría 67 años- se esfumara.

El otro fugado la tarde del jueves es Francisco Javier Zazueta, alias El Chimal, capturado el 18 de febrero casi al mismo tiempo que el hijo de El Azul, acusado de ser jefe de seguridad del hijo mayor de El Chapo, Iván Archivaldo Guzmán.

Los otros tres prófugos son Rafael Guadalupe Félix, alias El Changuito; Alfonso Limón, alias El Limón; y Jesús Peña, alias El 20, jefes de la organización criminal conocida como Los Antrax, brazo armado del más elusivo de los capos de Cartel de Sinaloa, el escurridizo Ismael Zambada, alias El Mayo, de 69 años.

Los Ántrax fueron comandados por Rodrigo Arechiga Gamboa, apodado "El Chino Ántrax", que le dio su nombre al grupo, y fue arrestado en Holanda en 2013, a los 33 años, recuerda el autor.

El apodado El 20 es un fundador de Los Antrax "que presumía de ser jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa y de que era el sucesor de un capo apodado como El Mini-Lic., señalado de haber convocado a los hijos de El Chapo al restaurante La Leche en Puerto Vallarta", cuando fueron secuestrados, el 15 de agosto de 2016.

En cuanto a Rafael Guadalupe Félix, alias El Changuito, "es de los más activos en las redes sociales, donde presume autos de lujo, fajos billetes, porque su trabajo era ser uno de los mayores lavadores de dinero de Los Ántrax al servicio de Zambada", indica Reveles.

Detienen a uno de los líderes del cartel de Sinaloa
Finalmente, El Limón es hermano de Ovidio Limón, detenido y extraditado a EEUU, acusado del responsable del lavado de dinero del Cartel de Sinaloa.

A diferencia de las dos capturas recientes del hijo de El Azul y de El Chimal, los tres fugados de Los Antrax estaban presos desde 2014.

"Los Antrax son tan famosos en el mundo del narco que les han compuesto corridos, con música de bandas norteña, con letras en los que son ensalzados por su andadas en Culiacán, en la tradición de los grandes capos de la historia de narco mexicano", recuerda Reveles.

"Pero sería ingenuo pensar que son mafiosos folclóricos, con bota vaquera y cinturón de hebilla de oro", advierte el autor de "Las historias más negras del narco".

"Más bien hay que verlos como parte del poderoso crimen internacional, del tamaño del legendario Amado Carrillo, el célebre Señor de los Cielos, que tenía su flota de aeronaves para el tráfico de drogas, y fue fotografiado en Israel o en Moscú, y en el sur de Chile, figuras de la era de la globalización del narcotráfico", añade el investigador.

La tarde del viernes, 10 custodios y el jefe de seguridad, José Mario Murillo —quien ya está prófugo- fueron suspendidos del reclusorio de Culiacán, Sinaloa.

Los hijos de 'El Chapo' y 'El Mayo' habrían sido heridos en México
Fueron acusados por "graves deficiencias en la operación de dicho Centro Penitenciario, cuya infraestructura es deplorable", dijo en un comunicado el gobierno de Sinaloa.

En el 2014, Adelmo Niebla se fugó de ese penal de Culiacán, tras permanecer menos de dos años en prisión, con la construcción de un pasadizo a 10 metros bajo tierra y 400 metros de extensión, relata el autor de "Levantones narcofosas y falsos positivos".

"Este señor es el gran fabricante de túneles de El Chapo, y se puede decir que en su fuga ensayó y perfeccionó la técnica, con la que sacó a su jefe por un túnel muy parecido, con todos los avances tecnológicos", apunta el autor.

Un muroi inútil

Un informe del Ejercito citado por el autor, indica que, hasta el año 2016, de los 120 túneles de gran calado, más de 60 los construyó el Cártel de Sinaloa, "es decir El Chapo, con ayuda de expertos como el señor Niebla".

El mensaje de esta fuga para los gobiernos de México y EEUU, "es que la política de seguridad de combate antidrogas del nuevo gobierno de Donald Trump no existe", afirma Reveles.

"El nuevo gobierno estadounidense oculta con sus desplantes contra migrantes que en el fondo no tiene claridad de un nuevo rumbo contra el crimen transnacional", cuestionó el investigador.

Ni el muro ni la persecución de migrantes sin papeles va acabar por las poderosas redes dentro de EEUU, "esas mafias que no son dirigidas por mexicanos ni colombianos, son estadounidenses", sentencia Reveles.

Basta con observar el presupuesto de este año sobre en seguridad, sugiere: "La Casa Blanca aumentó los gastos militares pero el presupuesto antidrogas quedó casi intacto este año".

En otras palabras, no existe otra estrategia que mantener la fracasada política prohibicionista: "los anuncios altisonantes son para la galería de su electorado".

Los nuevos mandos nombrados por Trump "en realidad no saben qué van a hacer con el poder del narco dentro de EEUU", señala Reveles.

Los informes de la DEA (agencia antidrogas estadounidense) señalan que el 90 por ciento de la heroína que se consume en EEUU ahora viene desde México, dice el autor del libro "Échale la culpa a la heroína", sobre la sombra del narco sobre la masacre de estudiantes de Ayotizinapa, saldada con 43 desparecidos.

Y ese dato le sirve a Trump para extender la idea de que todo lo malo viene desde México; "pero no es cierto, porque los narcos mexicanos no son los responsables de las redes dentro de EEUU", apunta.Sputnik

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica