La sangre del dragón, nueva esperanza contra las superbacterias

18:11   04 Marzo 2017    2326

El problema de las enfermedades resistentes hasta a los antibióticos más potentes siembra temor tanto en los círculos científicos como en las organizaciones internacionales. No obstante, un hallazgo reciente reveló una inesperada oportunidad para ganar esta batalla.

Las proteínas presentes en la sangre de los dragones de Komodo —los lagartos más grandes del mundo que alcanzan de dos a tres metros de longitud— resultaron tener propiedades antimicrobianas.
Potencialmente, podrían ser la base para la creación de nuevos fármacos antibióticos, informa Science Alert.

Además de su tamaño grande y sus colmillos agudos, la mordedura de esos reptiles es muy peligrosa no solo por su veneno sino también debido a que su saliva contiene decenas de variedades de bacterias patógenas.

La procedencia de tal 'simbiosis' no está muy clara para los científicos —se supone que se debe a que los varanos de Komodo consumen agua contaminada de los alcantarillados—. Pero lo importante aquí es que los mismos lagartos son inmunes a todos estos organismos peligrosos.

Tras analizar la sangre de los reptiles, los científicos aislaron 48 péptidos —moléculas responsables de la 'primera línea' del sistema de inmunidad de los seres vivos— con propiedades antimicrobianas.

Al aplicar algunos de estos péptidos contra dos cepas de superbacterias disponibles en su laboratorio, el equipo se enteró de su eficacia.

Aunque todavía es temprano para proclamar la victoria en la guerra contra las bacterias ultrarresistentes, los investigadores optan por continuar los estudios para potencialmente poder elaborar nuevos fármacos antibióticos.

Etiquetas:


Otros artículos de rúbrica